ACTIVOS
Claves
Memoria y Balance 2014
Poltica de Calidad

Antonio Laclaustra

IV Presidente del 5 mayo de 1899 al 8 mayo de 1901

Durante la Presidencia de D. Antonio Laclaustra, una de las más breves, ya que abarcó tan sólo dos Asambleas Ordinarias, continuó afianzándose el papel institucional de la Cámara ante las autoridades y organismos del Gobierno argentino, así como sus funciones de promotora del comercio entre la Argentina y España.

En el primer aspecto, el Presidente de la Cámara es invitado a formar parte de la Comisión Reformadora de la Tarifa de Avalúos, lo que incrementa el peso de la opinión de los importadores de productos españoles.

Participa la Cámara activamente en las negociaciones para concretar el “arreglo comercial hispano-argentino”, que a partir de 1899 promueve el Ministro Residente de España, D. Julio Arellano. Su opinión y frecuentes notas al Consejo de Ministros español encuentran finalmente eco respecto a obtener la adhesión de España al Tratado de Montevideo.

En este par de años, nace y muere el primer proyecto que impulsa la Cámara para la realización en Buenos Aires de una “Exposición de Productos Españoles y Argentinos”. Pese a que razones económicas y de oportunidad política aconsejaron desistir de su realización, marca el comienzo concreto de la preocupación de la Cámara por la promoción de la producción española mediante Exposiciones. Años más tarde, la idea se concretará con la construcción de los Pabellones españoles en la Magna Exposición del Centenario de la República y, tras múltiples realizaciones intermedias, con la elogiada exposición “España ´80”, en ocasión del IV Centenario de la ciudad de Buenos Aires, 1980.

La constante insistencia de la Cámara ante el Gobierno español y las Compañías de Navegación, encuentra también respuesta en el incremento de las líneas comerciales cuya ausencia tanta preocupación causaban apenas tres años atrás. La Memoria de 1900 puede decir que ”..... hoy será difícil que haya un día en que deje de flamear en los puertos argentinos la bandera española, por contarse con los viajes regulares y fijos de los buques de las flotas del Sr. Marqués de Comillas y de los Sres. F. Prats y Cía. de Barcelona y el frecuente de la de los Sres. Aznar y Cía. de Bilbao”.

Comienza a apuntar también en este período el interés en la realización de estudios del mercado internacional, como lo manifiesta un incipiente desarrollo de este tipo de reflexiones en las palabras que la Junta Directiva dirige a los socios como prólogo de las Memorias. Así, en la de 1901 se reflexiona: “La República Argentina está siendo hostilizada en los que hasta ahora venían siendo sus centros de consumo y España ha perdido los que tenía en las Antillas; tales hechos, que son evidentes, demandan un cambio en la corriente mercantil de las dos naciones..... además de hallarse actualmente los ánimos de los dos pueblos favorablemente predispuestos por las mutuas corrientes de simpatía que los animan...”.

Lamentablemente, en febrero de 1901 deja de aparecer el Boletín de la Cámara que sólo volverá a publicarse en forma provisional y esporádica a partir de mayo de 1915, recuperando su continuidad en enero de 1923.

LL&Asoc