ACTIVOS
Claves
Poltica de Calidad

Jujuy

Ubicada en el extremo norte de la Región Noroeste de la República Argentina. Esta comprendida entre los 21°46´ y los 24°37´ de latitud sur, y entre los 64°9´ y los 67°13´ de longitud oeste.

La provincia de Jujuy ocupa una extensión de 53.219 km 2 , lo que representa 3% del área continental Argentina. Al norte tiene 312 Km. de frontera con la República de Bolivia, en tanto hacia al oeste 130 Km. fronterizos con la República de Chile.

En cuanto a su límite este y sur, Jujuy limita con la provincia de Salta.

Demografía

Según los resultados del último censo realizado por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) en el año 2001 la población de Jujuy haciende a 611.484 habitantes de los cuales 521.561 corresponden a población urbana y 89.923 a población rural.

Geografía

Provincia situada en el noroeste argentino, desarrollada en un relieve eminentemente montañoso. Aumenta progresivamente la altura de este a oeste, siendo la zona sudeste la más baja, en coincidencia con el valle del río San Francisco. Se reconocen tres grandes unidades:

  • Las Sierras Subandinas.
  • La Cordillera Oriental, donde se destaca la Quebrada de Humahuaca.
  • La Puna.

Clima

En la zona de las Sierras Subandinas el clima es cálido y húmedo; presentando un clima subtropical serrano. Jujuy es una de las provincias con mayor diversidad climática de la argentina ya que posee diversos ecosistemas (yungas, quebrada, puna y valles).

Turismo

Entre los atractivos turísticos de la provincia se encuentra la Quebrada de Humahuaca, la que se destaca por su belleza paisajística y su rico patrimonio cultural. También resulta interesante recorrer la zona de Yunga y de la Puna, con paisajes totalmente diferentes que van de la selva exuberante a un territorio desolado. En la Yunga se encuentra el Parque Nacional Calilegua, en el ámbito puneño se encuentra la Reserva Natural Nacional Laguna de Pozuelos, y la Reserva Provincial de la Laguna Guayatayoc.

La Quebrada de Humahuaca fue declarada en el año 2003 "Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad" por la UNESCO.

Economía Agraria

La estructura productiva de la provincia se centra básicamente en la actividad económica del tabaco, el azúcar y el poroto, predominando los sistemas de monocultivo. Siendo el poroto el único que se desarrolla en forma extensiva.

Tabaco

El tabaco, se siembra en gran escala en zonas de Dr. Manuel Belgrano, Santa Bárbara, San Pedro, San Antonio y especialmente en El Carmen. Durante todo el proceso de siembra, crecimiento, madurez, cosecha y estufado, esta planta requiere, además del suelo y clima aptos, abundante riego y un cuidado permanente.

En la campaña 2001/02 se produjeron 35.847 toneladas, exclusivamente de la variedad Virginia. Se produjo un incremento en la producción respecto de la campaña anterior cercano al 19% (en la campaña 2000/01 fue de 30.176 ton). En la última campaña, la Provincia concentró el 27% de la producción tabacalera nacional, habiendo descendido al tercer puesto, luego de Misiones y Salta. Junto con Salta es la principal productora de Tabaco Virginia con un 49%. El tabaco comienza a procesarse en la Provincia y luego se lo exporta o se lo envía a plantas elaboradoras de cigarrillos fuera de Jujuy. La exportación es el principal destino de la producción primaria, concentrando más del 70% del acopio.

El sector está conformado por aproximadamente 850 tabacaleros medianos a grandes, asociados a la Cámara del Tabaco y a la Cooperativa de Tabacaleros. El precio que recibe el productor está compuesto por dos partes: una pagada por las empresas y la otra por el Fondo Especial del Tabaco (FET), a partir de un impuesto que grava el consumo de cigarrillos.

Dos firmas acopiadoras concentran la mayor parte del acopio. La Cooperativa Tabacalera de Jujuy es la más importante del ramo ya que acopió en la última campaña cerca del 64% del total y Massalin Particulares S.A. acopió el 23%.

La actividad se desarrolla en la zona valles de Jujuy y da empleo directo a mas de 30.000 personas durante el período de cosecha.

Azúcar

El cultivo más importante es el de la caña de azúcar. Se la cultiva en San Pedro, Ledesma, Santa Bárbara y parte de El Carmen.

La producción jujeña de caña de azúcar para la campaña se estima en 3,95 millones de toneladas lo que representa el 26% del total nacional. Jujuy es la segunda productora de caña de azúcar detrás de la provincia de Tucumán. La superficie afectada a este cultivo es de aproximadamente 75.000 has. Debido a la fuerte caída en los precios, el azúcar fue desplazado por cultivos alternativos (poroto, algodón y cítricos) que presentaban mayor rentabilidad.

Respecto a la industrialización del azúcar, hay tres ingenios en la provincia que se encargan de dicha tarea. Estos son La Esperanza, Ledesma y Río Grande. Para la zafra 2001, la producción total ascendió a cerca de 447.400 ton, un 10,8% superior a la zafra anterior. En rendimiento se ubica entre el 11,5 y 12,2, dependiendo del ingenio.

El azúcar blanco, se destina básicamente al mercado interno (48% al consumo y un 52% a la industria). La producción de azúcar cruda se exporta en su totalidad, principalmente a través de la Cuota Americana.

Las perspectivas para la producción de azúcar en la Provincia están vinculadas esencialmente al crecimiento del consumo y a la demanda industrial. Ambas presentan proyecciones de crecimiento moderado para los próximos años. Jujuy ha logrado importantes avances técnicos en materia de manejo de los cultivos, nuevas variedades y nuevas tecnologías, que permiten mejoras en la productividad y en la calidad industrial. La tecnología empleada es de última generación.

Cítricos

Comprenden los naranjos, mandarinos, limoneros y pomelos, cuyos frutos alcanzaron un gran prestigio en el país y en el exterior. Las naranjas, sobre todo, son de excelente calidad. Se cultivan en los del departamentos de San Pedro, Ledesma y Santa Bárbara.
La actividad citrícola de Jujuy tiene poca incidencia en el ámbito nacional, pero empezó a crecer su importancia en la Provincia a partir de la caída en la rentabilidad de los cultivos tradicionales. El cultivo más importante es la naranja con una superficie cultivada de mas de 4260 has. en año 2001 y una producción de casi 95.000 tons. Lo siguen en importancia la mandarina y el limón. Este ultimo cultivo, de un total de cerca de 1800 has. cultivadas tiene en la actualidad en producción menos del 50% con lo que se espera que en los próximos años la producción aumente considerablemente.

Actualmente la producción es de 29.850 tons, un 2,8% del total nacional. En el caso de la mandarina y el pomelo la superficie plantada asciende a cerca de 2400 tons, con una producción de 39.000 tons.

Esta actividad genera una mano de obra directa e indirecta de aproximadamente 2.000 familias.

La industrialización es escasa, habiendo una sola planta procesadora de jugos. Las frutas frescas, según información provincial, se destinan al mercado interno (70%) y a la exportación (30%). El principal destino de la producción de concentrados, jugos y aceites esenciales es la exportación, siendo importantes los mercados europeos y Chile.

La provincia de Jujuy dispone de características agroecológicas para el desarrollo de los cítricos.

Los productores independientes son poco numerosos y los grandes productores, por lo general, están integrados y presentan una producción diversificada con legumbres y caña de azúcar.

La perspectiva de crecimiento para los próximos años se basa en la entrada en producción de plantaciones nuevas y en las inversiones previstas en la etapa industrial. Por ese motivo, se espera que las frutas frescas, tanto para el mercado interno como para la exportación, sean los rubros más dinámicos, mientras que los concentrados y jugos presentarían un crecimiento relativo más moderado acorde con la demanda externa.

Legumbres

Las legumbres ocupan aproximadamente 36.000 has, de las cuales, el 80% corresponde a poroto. El área destinada a su producción para la campaña 2000/01 ascendió a las 28.000 has. con una producción estimada en 27.000 tons., producción en un 10% por debajo de lo obtenido en la campaña anterior. Jujuy es la segunda productora de porotos del país con una participación cercana al 10%. Su producción se dirige fundamentalmente (90%) a la exportación.

Funcionan cinco plantas industrializadoras que realizan un proceso de limpieza, clasificación y envasado de legumbres. Las marcadas fluctuaciones en la producción - debido a los cambios en las condiciones climáticas y en los precios- constituyen una de las características de esta actividad. En cuanto a la composición de la producción, el poroto negro representa un 50%, el alubia un 40% y el resto corresponde a otras variedades.

El dinamismo del cultivo está fuertemente relacionado con la evolución de las colocaciones externas. En la actualidad la caída en la demanda del poroto negro por parte de Brasil afecta a los productores que no pueden vender la producción y están buscando nuevos mercados.

Algodón

Con respecto al algodón, la provincia fue perdiendo posiciones ya que este cultivo se reinició en 1991 con un creciente interés por parte de los productores. Actualmente hay no más de 10 explotaciones de las cuales sólo una tiene al algodón como cultivo principal, mientras que para el resto es un cultivo alternativo, principalmente con respecto al del tabaco. La evolución del cultivo tuvo su auge en 1995, tanto en área sembrada (2.800 ha) como en producción (6.160 ton). En la actualidad solo entre 150 y 250 ha están destinadas a este cultivo.

No hay desmotadoras en la provincia con lo cual la producción es industrializada en otras provincias como Chaco.

Otros Frutales

Abarcan en general los manzanos, perales, durazneros y ciruelos. También se cultivan damascos, nogales, membrillos, nísperos, granados, etc. Ledesma posee, además, campos destinados al cultivo de quinotos.

Las frutas tropicales

En San Pedro, Ledesma y Santa Bárbara, por el clima cálido y abundante riego, hay tierras aptas para el cultivo -aunque poco desarrollado- de plantas tropicales y subtropicales, como bananos y paltas en Calilegua; mangos, pocas chirimoyas y papayas en distintas zonas de esta región.

Las hortalizas

Se destacan especialmente las llamadas primicias que se obtienen en los meses de otoño, invierno y primavera. Por ejemplo tomates, pimientos, berenjenas, zapallitos y chauchas. También se cultivan habas, arvejas, batatas, cebollas, ajíes, ajos, lechugas, remolachas, repollos, etcétera, en sus respectivas estaciones.

La papa, planta de origen americano, se cultiva en Jujuy en todas las zonas con riego: Puna, Quebrada, Valle y Selva. Constituye el alimento tradicional e indispensable en todos los hogares.

Plantas autóctonas

Son la quinoa y la oca, actualmente de poco cultivo. La primera es un cereal que se siembra desde épocas muy antiguas, en pequeñas parcelas de la Puna y Quebrada. Es un alimento de sabor agradable y muy nutritivo. La segunda es un tubérculo que se cultiva en la Quebrada, Puna y una zona de Valle Grande.

Economía Forestal

Las tierras con aptitud silvícola son cerca de 1,1 millones. La actividad forestal tuvo durante muchos años una participación importante en la economía provincial. Sus bosques nativos y cultivados, como generadores de bienes y servicios, suministran a la industria transformadora productos con distintas aptitudes tecnológicas que permiten usos alternativos.

Respecto de los bosques nativos, la actividad se concentra en la extracción primaria, habiéndose talado arboles con valor comercial en una cifra cercana a laos 12.000 m3.
La superficie anual de forestación (bosques cultivados) es muy variable, no obstante ello esta actividad tiene una participación importante en la economía por ser una gran tomadora de mano de obra no calificada.

De acuerdo con la mayor o menor presencia de árboles, nuestra provincia se puede dividir en:

  • Una zona forestal por excelencia.
  • Una zona con menos vegetación arbórea.
  • Una zona sin árboles.

Aplicación industrial

La mayor parte de la madera extraída de los árboles se emplea en carpintería; se utiliza también, en la elaboración del carbón vegetal y finalmente para fabricar pasta celulósica y papel.

El sector industrial muy deprimido actualmente por la inactividad de las dos principales empresas, se ha concentrado en la fabricación de envases para productos frutihortícolas, del aserrado. La industria del aserrado, constituida por pequeños y medianos aserraderos, con una capacidad instalada de 601000 pie2 / año que consumen 8.533m3/año, se abastecen con materia prima proveniente de los bosques nativos y cultivados y su producción está orientada principalmente a la madera aserrada, envases para la producción frutihortícola, palos de escoba, travillas.

Como ejemplos de destinos de la madera, podemos citar los siguientes:

  • El cochucho y el pino del cerro, además del empleo en carpintería, son buenos para fabricar instrumentos musicales.
  • El quebracho se utiliza en carpintería y elaboración del tanino.
  • El mistol, palo amarillo y lanza son especiales, entre otras cosas, para mangos y cabos de herramientas.
  • Del pino del cerro y otras coníferas se extrae la madera para elaborar pasta celulósica y fabricar papel. En el departamento Dr. Manuel Belgrano se encuentran dos fábricas que aprovechan estas especies arbóreas: Celulosa Jujuy, que realiza además tareas de forestación, es decir, efectúa plantaciones de esos vegetales, y el establecimiento lncor, con producción de sacos de papel multihojas y cartón corrugado.
  • El aliso, el cedro y el nogal se emplean en carpintería, fábrica de bobinas, terciados, etcétera.
  • La quina, el lapacho, el quebracho y la tipa blanca son especiales para carrocerías.

Economía Ganadera

La provincia no se destaca por la producción ganadera vacuna, sino que basa su producción ganadera en ovinos, caprinos y camélidos. El stock ganadero era de 539.000 ovinos, 172.900 caprinos y 97.075 camélidos en el año 1999. Es importante la producción de derivados de la cabra como la leche, la carne y los quesos. Con respecto a las llamas se obtiene pelo y carne de las mismas.

En general la economía ganadera es de subsistencia, es decir las familias crían a los animales y viven de lo que los mismos les proporcionan.

En la región de la Quebrada y especialmente en la Puna se encuentra casi la totalidad de los lanares, principalmente ovejas. La cría del ganado en el Altiplano está limitada por la altura y la existencia de pasto y agua.

Industrias derivadas

Los nativos del Altiplano utilizan la lana de oveja, llama y vicuña para confeccionar tejidos regionales, destinados al uso familiar, y una pequeña parte para la venta. Estas actividades las realiza también la gente de la Quebrada. Con leche de cabra elaboran quesos y quesillos.

En el departamento Dr. Manuel Belgrano, próximo a San Salvador, se encuentra la Hilandería y Tejeduría Jujeña, una fábrica de hilados y tejidos con modernas maquinarias.

Al territorio de la provincia lo podernos dividir en tres zonas ganaderas:

  • Zona Templada Cálida, que abarca las regiones del Valle y la Selva, con variedades de ganado, especialmente el bovino. También encontramos ovinos, porcinos, equinos, mulares y aves de corral.
  • Zona Templada: comprende la Quebrada, con ganado ovino, caprino y mular.
  • Zona fría: en la Puna jujeña, con ovinos, caprinos, asnos y camélidos como las Llamas y alpacas que se pueden domesticar y las vicuñas y guanacos que viven en estado salvaje.

En la región del Valle, especialmente San Antonio, se aprovecha la leche de vaca para elaborar quesos. También se crían pollos y gallinas ponedoras. El ganado porcino es beneficioso como carne y para embutidos.

Camélidos

Las perspectivas para este sector en la provincia de Jujuy están dadas principalmente en la explotación sustentable de la vicuña. Las existencias en la provincia, ubicadas en su mayoría en la región de La Puna, asciende a aproximadamente 17.500 ejemplares, cerca del 40% del total nacional.

El país esta en condiciones técnico administrativas de trabajar con al esquila en vivo de vicuñas. Para ello se realizó una presentación al CITES para reclasificar las reservas del apéndice 1 al apéndice 2 (donde se puede comercializar un cierto nivel de producto) y se está trabajando en un plan piloto (presentado por la Dirección de Recursos Naturales de la Nación) para la esquila en vivo.

Es importante destacar que el precio del kilo de fibra de vicuña es de unos U$S 400 (contra unos U$S 8 de la llama) y que además podría trabajarse en la explotación de fibra de vicuña a nivel industrial con un mayor valor agregado (descerdado e hilado mínimamente) que generará a su vez puestos de trabajo y mayores ingresos de divisas por mejores precios.

Más Información

LL&Asoc