ACTIVOS
Claves
Memoria y Balance 2014
Poltica de Calidad

Principales Sectores de Oportunidad

Productos agroalimentarios

En general, la mayoría de los típicos productos agroalimentarios españoles se encuentran incorporados en la dieta argentina.

Aceite de oliva y aceitunas.

En el caso del aceite de oliva, podría eliminarse el derecho compensatorio que se aplica desde 1998 a la importación de aceite de oliva procedente de España, lo que permitiría una mejor competitividad y posicionamiento del producto español.

Transformados cárnicos.

Por temas sanitarios (PPC), la importación de jamón español ha estado prohibida hasta el año 2005. A partir de esa fecha, el sector ha experimentado un fuerte crecimiento.

Turrones, mazapanes, dulces. En Argentina es habitual el consumo de turrones, mazapanes y productos asociados con las fiestas de fin de año.

Conservas (de pescado, mariscos, frutas y verduras)

Las conservas españolas tienen asociada una fuerte imagen de calidad.

Productos gourmet o Delicatessen.

Tanto los productos agroalimentarios como la gastronomía española goza en la actualidad de un alto prestigio. Si bien en la actualidad, resulta restringido el porcentaje de la población que accede normalmente a este tipo de productos importados, sería interesante una mayor promoción, para conseguir una mejora en la difusión y un incremento en el consumo.

Productos de consumo

Hilados y tejidos:

La industria textil argentina ha crecido fuertemente amparada en la devaluación y el consecuente proceso de sustitución de importaciones. El uso de la capacidad instalada ha superado el 80% y los confeccionistas requieren insumos para atender una demanda creciente.

Cosmética:

El nivel de ingreso del argentino medio se va recuperando. Las consumidoras argentinas tiene uno de los índices de gasto en cosmética más altos del mundo. El hombre, siguiendo tendencias mundiales, se está convirtiendo en un importante consumidor.

Productos editoriales:

En 1998, antes de iniciarse la crisis económica, el libro era el producto de mayor volumen entre las exportaciones españolas hacia Argentina. A pesar de la devaluación y la fortaleza del euro, la elevada inflación y la mejora del ingreso, han reducido algo la brecha y hay un público fiel a la calidad y variedad de los fondos editoriales españoles.

Productos industriales

Maquinaria para la alimentación y maquinaria para envase y embalaje.

Se trata de un conjunto de productos destinados a un sector en pleno crecimiento, que está trabajando con bajos niveles de capacidad ociosa.

Equipos y componentes para automoción.

Las principales terminales se encuentran instaladas en el país. Por otra parte, resulta interesante el mercado de reposición.

Máquina-herramienta.

Es un sector que ha tenido siempre una buena receptividad por parte del empresariado local. El producto español resulta muy competitivo y tiene una imagen bastante positiva.

Maquinaria agrícola, equipamiento ganadero y riego.

Es uno de los principales sectores de la economía argentina y está en constante crecimiento y expansión.

Equipos para telecomunicaciones.

Sector altamente competitivo. En cuanto al servicio, existe una alta concentración de operadores (sobretodo a nivel de telefonía fija) siendo Telefónica uno de los actores principales.

Servicios

Construcción / Ingeniería:

El desarrollo de infraestructuras de todo tipo es una de las prioridades del actual gobierno argentino: obras viales, construcción de viviendas, conexiones ferroviarias, ampliación de puertos, etc constituyen una oportunidad para constructoras e ingenierías medianas españolas, aunque conviene recurrir a una UTE u otra forma de cooperación con empresas locales.

Explotación de recursos naturales:

La economía argentina está basada en la explotación de sus recursos agrícolas, ganaderos, pesqueros, mineros y energéticos. Siempre hay opciones para empresas de servicios que optimicen o incorporen valor añadido a esas actividades. Paralelamente a la mayor explotación de los recursos, se está desarrollando una mayor preocupación por su impacto ambiental y por su preservación, y consecuentemente, una creciente regulación en este área que demandará servicios especializados. También destacar los servicios relacionados con energías renovables y biotecnología, sectores con un incipiente desarrollo y una enorme proyección.

Turismo:

La devaluación ha convertido a la Argentina en un destino turístico que ha unido a sus bellezas naturales, un costo muy atractivo. El ingreso de turistas crece a un ritmo del 20% en los últimos años. El Gobierno lo considera un sector prioritario y ha elaborado un Plan Federal que contempla una estrategia de desarrollo e inversiones hasta 2016. No sólo es un sector de interés para nuestras cadenas hoteleras sino también para consultoras del sector que pueden aportar su experiencia, tanto al sector público como al privado.

Servicios informáticos:

Otro de los sectores que ha tenido más desarrollo tras la devaluación. Argentina se está convirtiendo en uno de los principales proveedores de software mundiales, dada su disponibilidad de personal cualificado a bajo costo y tecnología de primer nivel.

Tecnología de la fabricación, I+D y Control de Calidad:

Servicios con demanda creciente por parte de una industria que había desaparecido en los años 90 y que ha vuelto a resurgir con un crecimiento constante y a fuerte ritmo en los últimos tres años.

Fuente

Más información

LL&Asoc