ACTIVOS
Claves
Poltica de Calidad

Información Útil para Expatriados

Colegios

En Buenos Aires existen colegios públicos y privados. Los colegios públicos dependen del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por edades, hay tres tipos de educación que ofrecen, todas obligatorias: inicial (de bebés a 5-6 años), primaria (de 6 a 12 años) y media (de 13 a 17-18 años, según modalidades). La oferta de los colegios privados es mucho más variada en cuanto a idiomas y actividades extraescolares. Los programas educativos que siguen son similares a los europeos. Existe un liceo francés y una escuela italiana

Asistencia sanitaria

La asistencia sanitaria que prestan los hospitales privados es de muy buena calidad. El acceso a los mismos viene determinado por la pertenencia a una obra social o estar suscrito a un seguro médico privado. Los hospitales públicos cuentan con buenos profesionales pero las instalaciones son deficientes. Para entrar en el país no es necesario vacunarse ni tomar ninguna precaución especial.

Seguridad ciudadana

El nivel de inseguridad ciudadana en la capital creció mucho durante los años de crisis, aunque sin llegar nunca a los niveles de Sao Paulo, Caracas o Bogotá. Se hicieron frecuentes los robos en domicilios, secuestros express, asaltos en los taxis, etc, en ocasiones, con un especial nivel de violencia. En cualquier caso, en la actualidad, pasado lo peor de la crisis, con reformas y mejoras en los cuerpos policiales y un notable aumento del empleo, se ha reducido ostensiblemente los hechos de violencia en la ciudad de Buenos Aires. Continua siendo peligrosa las afueras de la ciudad y las zonas más deprimidas del Gran Buenos Aires. El interior del país es seguro y tranquilo.

Coste de vida en general

Buenos Aires ha pasado de ser una de las ciudades entre las más caras del mundo en la época de la convertibilidad (un peso igual a un dólar), a situarse en la actualidad, tras la devaluación de 2002 y un proceso inflacionario moderado, en un nivel de precios en euros de los productos y servicios cotidianos (alimentación, ocio, vestimenta, transporte, etc.) aproximadamente un 30-40% más bajo que en cualquier capital de provincia española. Los precios van aumentando a una inflación promedio de un 10-15% anual. Los precios en el interior del país, dependiendo de las provincias, pueden ser considerablemente más bajos en determinados bienes y servicios.

Fuente

Más información

LL&Asoc