ACTIVOS
Claves
Memoria y Balance 2014
Poltica de Calidad

Perspectivas y Oportunidades

Compras públicas.

Argentina no es signataria del Acuerdo sobre Contrataciones Públicas del GATT. Sin embargo, las empresas extranjeras pueden participar en concursos de la Administración sin ningún impedimento.

Las licitaciones pueden ser convocadas por el Gobierno Nacional, Gobiernos Provinciales, Municipalidades, Organismos Públicos descentralizados y Empresas y Sociedades del Estado. La entidad convocante podrá realizar adjudicaciones directas, concesiones y licitaciones. Estas últimas pueden ser de carácter público o privado y nacionales o internacionales, es decir, que no se requiere que los interesados tengan sucursal debidamente inscrita en el país.

No existe ningún criterio que obligue a que las licitaciones sean de carácter internacional, aunque se recurre a ellas para proyectos más complicados. Se realizará licitación cuando los criterios de evaluación sean fundamentalmente factores económicos, mientras que en otro caso el procedimiento será por concurso. En todo caso, el llamado “compre nacional” (Decreto 908/2000) obliga a las Administraciones Públicas y a las empresas de Servicios Públicos a conceder el proyecto licitado a una empresa nacional, siempre que ésta, tras realizada la licitación, ofrezca un precio que no sea más de un 5% superior al precio de la empresa ganadora del concurso.

El abandono de la convertibilidad y la consiguiente inestabilidad del peso, sumados a la política de austeridad fiscal del país, han llevado a una drástica reducción de las licitaciones, habiendo quedado suspendidas las licitaciones de carácter internacional para proyectos más complejos.

Oportunidades de exportación.

La importancia que cobró la producción nacional a partir de la devaluación en el mercado argentino, ha hecho que tome valor al alza la importación de bienes de capital, especialmente, pero no solo, de maquinaria agrícola.

Otros sectores con oportunidades son los habituales de la exportación española, como máquina herramienta, máquinas eléctricas y algunos productos agroalimentarios, pero todo ello muy hipotecado por la fortaleza del euro, unida a la política decidida del gobierno argentino de mantener un peso devaluado.

Cabe destacar, además, aquellos sectores, que, encontrándose entre los principales de la importación general argentina, han experimentado un mayor crecimiento recientemente. Los principales entre éstos son los siguientes:

  • Manufacturas de fundición de hierro y acero
  • Máquinas, aparatos y material eléctrico
  • Vehículos automóviles
  • Máquinas, aparatos y artefactos mecánicos
  • Instrumentos de óptica, fotografía y cinematografía
  • Plástico y sus manufacturas
  • Caucho y sus manufacturas
  • Productos químicos inorgánicos
  • Extractos curtientes o tintóreos

Oportunidades de inversión.

La infraestructura es, sin duda, el principal destino de las inversiones extranjeras en Argentina. Otro de los sectores más importantes es el de los hidrocarburos. En general, los Servicios Públicos ocupan un lugar relevante, así como el sector automotriz. La minería, la vitivinicultura, el sector oleícola y el sector frutihortícola son también sectores de atracción para la inversión extranjera. El turismo es un sector que ha comenzado a crecer con fuerza.

En el mediano plazo, con seguridad se producirán oportunidades en las infraestructuras, la agricultura y la agroindustria. La minería es un sector en auge, pero no parece que pueda haber empresas españolas interesadas, al menos en lo que se refiere a Inversiones. La elevada preparación de los técnicos argentinos y los sueldos relativamente baratos, hacen del sector del software una oportunidad importante para la inversión de empresas españolas. Algo parecido ocurre con los “call centers”

En la actualidad, los principales servicios públicos se encuentran ya privatizados (agua, electricidad, gas, telecomunicaciones, transportes), por lo que las oportunidades podrían venir por el lado de las concesiones, fundamentalmente para la explotación de determinados tramos de Rutas Nacionales y quizá del ferrocarril, sector al que el gobierno da alta prioridad.

Fuente

Más información

LL&Asoc