ACTIVOS
Claves
Poltica de Calidad

Coyuntura Político - Económica

Las exportaciones argentinas en 2005 alcanzaron el valor récord de US$ 40.013 millones, impulsadas principalmente por las mayores cantidades exportadas en el período (14,2%) y, en una medida mucho menor, por la subida de los precios de exportación (1,5%). Las importaciones, por su parte, al ubicarse en US$ 28.692 millones, mostraron un incremento del 27,9% con respecto a las registradas el año anterior, consecuencia de un incremento del 23,2% en las cantidades importadas y, en menor medida, de una subida del 3,7% en los precios de importación. De esta manera, la balanza comercial resultó ser de US$ 11.321 millones, muy poco inferior a los US$ 12.105 millones del año anterior.

El Mercosur fue el principal socio comercial en 2005 - mayores exportaciones e importaciones - y la única zona con la que se registró un saldo deficitario (US$ 3.351 millones). Las importaciones de este origen crecieron el 34%, proviniendo en su mayoría desde Brasil. Las exportaciones al Mercosur aumentaron un 13%. Con la UE, segundo socio comercial del año, se registró un superávit de US$ 1.959 millones. El crecimiento de las exportaciones fue del 9%, mientras que las importaciones desde la UE aumentaron un 14%. El intercambio con el tercer socio comercial, el NAFTA, produjo un saldo superavitario de US$ 995 millones. Las exportaciones crecieron el 19%, mientras que las importaciones desde esa zona aumentaron el 16%. Por su parte, durante el año las importaciones provenientes del bloque ASEAN, Corea Republicana, China, Japón e India crecieron el 52%, mientras que las exportaciones aumentaron el 20%. Esto arrojó un saldo comercial positivo de US$ 1.713 millones.

Los principales clientes de Argentina durante el año fueron Brasil (15,8% del total exportado por Argentina), Chile (11,2%), Estados Unidos (11,2%), China (7,9%) y España (3,9%). Por lo que se refiere a los principales proveedores de Argentina en 2005, fueron Brasil (35,5%), Estados Unidos (13,9%), China (7,8%), Alemania (4,5%), y México (2,8%), ocupando España el 9° lugar (2,0%).

Lo que podríamos denominar sin problemas como “boom” del turismo en Argentina, tiene su comienzo en 2002, cuando se produce un crecimiento del 15,4 % en el ingreso de turistas con respecto a 2001, lo que representó un ingreso de divisas de US$ 1.473 millones. La fuerte devaluación, que sacó a la Argentina de la lista de países caros, en especial para norteamericanos y europeos, y el encarecimiento del dólar con respecto al peso argentino, que hizo que miles de argentinos que viajaban al exterior se quedaran en el país, fueron las principales explicaciones de estos resultados.

En 2003 y 2004 estas cifras no dejaron de crecer, para situarse los ingresos por turismo en 2004 en US$ 2.500 millones, superiores en casi un 24% a los de 2003, y equivalentes a los ingresos de exportación de soja, triplicando el valor de las exportaciones de carne. El número de turistas llegaba a 3,3 millones. El número de extranjeros que visitaron la Argentina en 2005 fue de 3.786.712, un 18% más que en 2004. También se vio una mejora en su nivel de gastos promedio, que fue de US$ 1.155 por viajero, contra los US$ 1.091 del año anterior. Por ingreso de divisas, el turismo se ubica cuarto en el ranking de exportaciones, sólo detrás de la soja y sus derivados.

La Balanza de Pagos, que solía dar aumentos anuales de las reservas, como consecuencia de una balanza de capitales que compensaba el déficit por cuenta corriente, vio cómo se truncaba esta entre 2000 y 2002. Sin embargo, ya en 2003, las reservas aumentaron en US$ 3.616 millones y en 2004 se consolidó e incluso se fortaleció esta tendencia, al crecer US$ 5.320 millones, para quedar situadas al fin de año en US$ 19.646 millones. Durante 2005 el incremento fue de US$ 8.857 millones y llegaron a US$ 28.077 millones. En enero de 2006 se pagó por anticipado la deuda con el FMI, por lo que las reservas se redujeron en US$ 9.530 millones, pero en la actualidad continúan creciendo y se encuentran ya, al mes de marzo en alrededor de US$ 21.000 millones.

Los siguientes son los principales datos de la Balanza de Pagos para 2005:

Cuenta Corriente.

El superávit estimado es de U$S 5.407 millones, en tanto que el año anterior había sido de U$S 3.278 millones. El aumento se explica por el canje de deuda pública (el saldo de 2004 incluye en el débito de intereses atrasos del sector público nacional por U$S 4.922 millones, que reducen de manera significativa el superávit del período.

Cuenta Financiera.

Registró ingresos netos por U$S 2.674 millones en comparación con U$S 1.739 millones en el año anterior. El saldo de 2005 respondió básicamente a los ingresos netos del sector privado no financiero por U$S 3.498 millones, en tanto que el sector público no financiero y BCRA registró ingresos netos por U$S 611 millones y el sector financiero realizó operaciones que originaron una salida neta por U$S 1.434 millones.

Servicios.

Déficit de U$S 1.666 millones, igual al de 2004. Los ingresos por exportación de servicios aumentaron en U$S 1.129 millones, principalmente debido a la cuenta viajes, aunque también, en proporción menor, debido a transporte y servicios empresariales. Los gastos crecieron en igual cantidad, principalmente debido a las cuentas transportes y viajes. Cabe destacar la evolución del saldo de la cuenta servicios en los últimos años. En tanto que entre 1997 y 2000 los servicios representaban una salida neta de más de U$S 4.000 millones anuales, en los últimos años, el déficit se redujo significativamente, y ello por el comportamiento de la cuenta viajes, de la cuenta transportes, y de la cuenta de servicios empresarios y servicios informáticos (que revirtió su signo).

Rentas de la inversión.

Déficit de U$S 6.280 millones, de los cuales U$S 3.469 millones correspondieron a débito neto de intereses y U$S 2.811 millones a débito neto de beneficios y dividendos. En la comparación con 2004 el débito neto de intereses se redujo prácticamente a la mitad, fundamentalmente debido al efecto del canje de la deuda pública sobre las estimaciones. Los beneficios y dividendos aumentaron en U$S 872 millones

Sector privado.

El sistema financiero registró salidas por US$ 1.434 millones, por cancelaciones de pasivos (US$ 1.488 millones) e incrementos de la tenencia de activos externos (US$ 104 millones). La evolución de los pasivos del sector muestra cancelaciones de líneas de crédito y títulos por US$ 2.084 millones, compensados parcialmente por la inversión extranjera directa (US$ 448 millones).

Del total de inversión extranjera en Argentina, cerca del 31% proviene de Estados Unidos, mientras que el 46% aproximadamente tiene su origen en países miembros de la Unión Europea, siendo los principales, después de España (28% del total), Francia, Italia y el Reino Unido. Otros países con inversiones importantes son Chile (tercero en el ranking) y Canadá, que en los últimos años viene ocupando el tercer lugar, pero no así en el stock total de inversión.

En 2005, los principales países inversores fueron España (35,7%), Estados Unidos (18,2%), Francia (9,9%), Reino Unido (8,3%) y Brasil (6,5%).

La deuda pública total (interna y externa) se estimaba en más de US$ 191.250 millones a fines de diciembre de 2004. Sin embargo, con el resultado de la operación de reestructuración de la deuda de marzo de 2005, que tuvo un nivel de adhesión del 76,2%, quedó en US$ 125.280, un 79% del PIB, si bien hay que decir que dicha cifra no contempla la deuda que quedó fuera del canje. La deuda pública al mes de junio de 2005 ascendía a un total neto de US$ 126.470 millones y sumaría US$ 151.600 millones, si se computara la que está pendiente de reestructuración: US$ 6.300 millones que Argentina asumió con el Club de París y en distintos acuerdos bilaterales (entre ellos el de España por US$ 835 millones para el “blindaje”) y US$ 18.960 millones de los holdouts.

Tras el pago anticipado al FMI, para todo 2006 se calcula que los vencimientos de deuda rondarán los US$ 12.000 millones. Los mayores vencimientos se concentran en febrero, mayo, agosto y diciembre.

La deuda externa total a fines de 2005 se estimó en U$S 117.209 millones, U$S 53.906 millones inferior al stock de fines del año anterior. Esta reducción se explica principalmente por la evolución de la deuda externa del sector público, estimada a fines de 2005 en U$S 65.355 millones y a fines de 2004 en U$S 115.884 millones. La disminución de U$S 50.529 millones, en su mayor parte, es consecuencia del canje de deuda (aproximadamente U$S 49.400 millones), a lo que se suma la reducción de deuda en el año con organismos internacionales por los pagos netos de capital . La deuda externa estimada del sector privado (financiero y no financiero) también se redujo en el año en alrededor de U$S 3.400 millones.

Fuente

Más información