ACTIVOS
Claves
Poltica de Calidad

Estructura Económica

Tradicionalmente, Argentina ha sido un país orientado al sector primario. Sin embargo, en los últimos años, la competitividad de la industria manufacturera ha crecido notablemente y ha logrado incrementar su participación en el sector productor de bienes, alcanzando un 51%. Por su parte, los servicios se han convertido en el componente más importante del PIB, de lejos.

Sector Primario

Agricultura y fruticultura

El territorio argentino tiene casi 250.000 km2 de tierras cultivables. Más del 70% de la tierra cultivable está dedicada al pastoreo extensivo o semi-extensivo. El 4% se de dedica a cultivos arables, el 18% soporta un uso mixto y el 5% se dedica a otros usos. Esta abundancia de tierras fértiles permite que Argentina sea:

  • El 1er productor y exportador mundial de aceite de girasol.
  • El 3er productor mundial de porotos de soja,
  • El 3er productor y 1er exportador de aceite de soja.
  • El 3er productor mundial de limones.
  • El 3er productor y 2do exportador mundial de miel.
  • El 2do productor mundial de maíz.
  • El 2do exportador mundial de carne equina.
  • El 6to productor mundial de vino.
  • El 4to productor mundial de carne vacuna.

En el período 2000-2004 el sector agrícola supuso en promedio un 8,5% del PIB, y dio empleo a aproximadamente el 8% de la población activa.

La fruticultura se caracteriza por la posibilidad de estar presente todo el año en las épocas de consumo del hemisferio norte por la "contraestación". No obstante, el sector se encuentra estancado tanto en superficie cultivada como en producción obtenida (7,7 mill de toneladas en fruta y 4,7 mill de toneladas en hortalizas).

Los sectores más favorecidos por la devaluación fueron el vitivinícola, la miel, los cítricos y el azúcar.

Continuando con un crecimiento ininterrumpido desde la última década, en 2005 la superficie con cultivos transgénicos en el país aumentó 6% respecto de 2004, a un total de 17,1 millones de hectáreas (equivalentes a algo más del 50% del área agrícola del país). A nivel mundial, Argentina cuenta con el 19% de la superficie global de siembra de cultivos genéticamente modificados (estimada en 19 millones de hectáreas).

Ganadería

Argentina participa en el comercio mundial de carnes con el 9% de oferta total de vacunos, el 0,1% del porcino, el 1,5% del ovioa y el 20,5% del equino. En preparados de carnes vacunas representa el 7%. La cabaña argentina se estimó, en 2004, en 53 millones de cabezas, con una expansión del 8,2% anual.

La reapertura del embarque de carne a Europa (Cuota Hilton) provocó que varios frigoríficos incrementasen su actividad. Se logró entre 2002 y 2003 la apertura de casi 60 mercados para la carne. La exportación de carnes vacunas llegó a las 341.000 toneladas con un valor de US$ 454,2 millones y se centra en Asia, Oriente Medioy los mercados rusos.

Silvicultura

La deforestación ha tenido un rápido desarrollo, de forma que los bosques naturales han pasado de suponer un 39% del territorio argentino al comenzar el siglo diecinueve, a no sobrepasar el 15% en la actualidad. No se vislumbra una tendencia clara que permita suponer que este proceso se revertirá en un próximo futuro.

La superficie total apta para la explotación forestal en Argentina es de 20 millones de hectáreas. Se explotan sólo 850.000 hectáreas, un 4% del total. Las tasas de crecimiento obtenidas en Argentina - ubicadas entre las más altas del mundo -, sumado a los bajos precios relativos de la tierra y la posibilidad de adquirir grandes extensiones de la misma, convierten a la Argentina en un país con inigualables ventajas comparativas para la producción forestal respecto al resto de los países del mundo.

Pesca

La considerable longitud de la costa atlántica y la gran variedad de especies ictícolas que se pueden encontrar dentro de la zona pesquera, hacen que Argentina sea considerada una de las mejores áreas de pesca en el mundo. El volumen total de capturas supera el millón de toneladas anuales, de las que se exporta alrededor del 80%.

En la plataforma Continental pueden registrarse tres zonas de pesca: Zona de pesca Común argentino-uruguaya, zona de pesca Costera y zona de pesca Austral.

Minería

Argentina es el 6º país del mundo en disponibilidad de recursos mineros. Cuenta con importantes depósitos de minerales como oro; cobre; plomo; zinc; boratos naturales; bentonita; arcilla y rocas ornamentales. La superficie estimada con potencial minero ronda los 750.000 km2, de los cuales resta explorar el 75%.

Su participación, excluyendo hidrocarburos, apenas representa el 1,8% del PIB en tanto que las exportaciones sectoriales llegan al 1% del total. En los últimos años se percibe un impulso a la actividad minera, el valor de la producción minera creció un 170% real y el número de empresas extranjeras localizadas subió de 4 a 75.

Durante 2005 se invirtieron más de 2.500 millones de pesos en la actividad minera del país, 600 millones de pesos más que en 2004 y consolidando el crecimiento sostenido en el bienio 2003-2005, durante el cual se cuadruplicaron las inversiones en exploración y desarrollo de proyectos.

Sector energético

La desregulación sectorial, precios libres, exportación sin restricciones y reglas de juego que excluyeron al Estado contribuyeron a propulsar la producción de petróleo crudo en un 56% y un 87% la de Gas Natural entre 1990 y 2002. El 18% de las exportaciones argentinas de energía al exterior corresponden a estas partida. Argentina no sólo se autoabastece con su producción de petróleo y gas sino que además genera algunos saldos exportables. Produce 46,5 millones de m3 al año de petróleo y tiene reservas por 425,2 mil millones de m3. La producción de gas natural alcanza los 41,9 billones de m3 anuales y las reservas son de 613 mil millones de m3.

  1. Petróleo
    La producción de petróleo en 2005 cayó cerca del 3%, a 29,5 millones de m3, en línea con la tendencia a la baja que se viene dando desde 1998. Más preocupante es el hecho de que no se haya encontrado ningún yacimiento nuevo en los úlitmos años. Como consecuencia, el ratio de reservas/producción ha caído a 12 años y las reservas en 2005 quedaron un 13% por debajo del nivel de 2004. El estancamiento en las inversiones en este sector viene dado por los desincentivos que crean los cambios en el régimen fiscal. Las exportaciones de petrólo soportan un 45% de impuestos, lo que no permite recuperar las inversiones. Estas tasas han permitido al gobierno aislar los precios domésticos de energía de los del mercado mundial.
    El ránking de operadores es liderado por Repsol YPF con el 45% del mercado, seguido muy de lejos por Petrobras con el 12,5% Otras empresas que participan del mercado del petróleo argentino son ESSO, SHELL, Total-Fina -ELF.
  2. Gas
    Existen dos empresas transportadoras de gas y 8 distribuidoras. El sector ha absorbido inversiones por US$ 1.500 millones en los tres años y aumenta continuadamente el número de usuarios. Argentina exporta Gas a Chile por Tierra de Fuego y esta opción ha conectado los sistemas de los dos países.
    En el mercado interno, la industria absorbe el 35% del total y la generación eléctrica se lleva el 28%, el consumo domiciliario ocupa el 23% y el Gas Natural Comprimido (GNC) es el 9% del consumo nacional de gas y otros el 5%.
    El precio del gas es uno de los más bajos del mundo. Se reclama para este sector como para otros, una subida de precios para poder cubrir costos operativos.
    En los últimos tiempos se ha venido comentando la posibilidad de la construcción de un gasoducto Venezuela - Brasil - Argentina, que supondría una inversión de US$ 6.000 millones. En todo caso, es un proyecto que se encuentra todavía a nivel de idea.

Sector Secundario

Durante los años 90, la ley de convertibilidad, la desregulación de mercados y la reforma del Estado provocaron un proceso de especialización industrial orientado a las exportaciones. La gestión empresarial de estos años se centró en la reducción de los costos fijos y el grado de integración vertical (desregulación laboral y subcontratación). Se intentó planificar un crecimiento exportador y debido a esto, entre otros factores, la industria argentina creció un 45,7% entre 1990 y 2004. Pero el número de obreros ocupados descendió un 38% y las horas trabajadas un 47%.

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la producción industrial de 2005 alcanzó un punto récord luego de haber crecido un 7,7% respecto a 2004. Superó en un 6,3% el nivel máximo alcanzado en 1998. Las principales industrias impulsoras de este crecimiento fueron la automotriz y la construcción.

Las perspectivas para 2006 apuntan a continuar con importantes niveles de producción, con alta ocupación y fuertes inversiones de todas las empresas del sector. Este crecimiento sostenido ha sido posible por el incremento de la demanda local de todos los sectores usuarios, principalmente la construcción, el agro, la industria automotriz, la línea blanca y la metalmecánica.

La expansión de los sectores industriales se apoyó en una mayor utilización de la capacidad instalada de producción favorecida por la sustitución de importaciones. En algunas ramas se impuso un freno a las crecientes importaciones de Brasil y en muchas de ellas se verificaron crecientes exportaciones.

Los bloques industriales que mostraron mayor utilización de la capacidad instalada fueron las industrias metálicas básicas (96,5%), refinación del petróleo (91,5%), textil (82,8%) y papel y cartón (78,9%). Las únicas industrias en las que la producción cayó en el 2005 fueron el tabaco (8,6%) y el refinado de petróleo (1,1%).

En el corto plazo, la escasez de oferta se traduce en una mayor inflación, uno de los principales problemas que enfrenta la economía en 2006.

Industria metalúrgica

Genera el 1,2% del PIB de la industria manufacturera. Se duplicó la capacidad y mano de obra ocupada entre 1976 y 1997. Se ha producido un fuerte incremento de las exportaciones, teniendo a Chile y Europa como principales destinos. La actividad siderúrgica operó con una elevada utilización de la capacidad productiva (87,3%) instalada, gracias a la sostenida demanda interna y externa. La producción siderúrgica básica alcanzó su nivel récord en agosto, debido al funcionamiento de los dos altos hornos de SIDERAR.

Industria del aluminio

Industria del aluminio La producción de este sector se encuentra situada en Puerto Madryn en la empresa ALUAR que produce 275.000 toneladas/año. Tiene el 98% de su capacidad funcionando y cumple con los estándares mundiales del sector.

Industria automotriz

Hay 13 empresas productoras en Argentina (Renault, Ford, Fiat, GM, Peugeot, Citroen, Toyota y Volkswagen en utilitarios e IVECO, Daimler-Chrysler, Scania, Decaroli y El Detalle en mercado pesado). La industria tiene una producción de 880.000 unidades por año y con una red de 500 concesionarios de venta, de los cuales el 40% está en la capital federal.

Para 2006 las empresas automovilísticas radicadas en Argentina prevén invertir cerca de 1.000 millones de pesos (aproximadamente 350 millones de dólares), entre ellas Peugeot-Citroen, Daimler Chrysler y Toyota.

Tractores y maquinaria agrícola

Tractores y maquinaria agrícola a partir del año 95 apareció una reactivación de la agricultura en el país y las principales firmas se instalaron en el país. El mercado es liderado por DEUTZ-ACGO seguida por John Deere y Zanello. La capacidad de producción instalada es de 25.000 unidades anuales, y ocupan a 2.500 trabajadores, cuando hace unos años ocupaban a más de 10.000. La producción de maquinaria agrícola experimentó un patrón mixto: creció moderadamente en tractores y cayó en cosechadores.

Artículos para el hogar

La composición de la fabricación de frigoríficos se reparte en 25% para equipos convencionales (un frío) y 75% para doble frío y "freezer" manteniendo una estructura similar para la importación, la cual explica más del 30% de la oferta global. La demanda está entre el 15% y el 25% para nuevos hogares y el resto para reposición.

El mercado de informática se divide en 4 grupos: 50% hardware, 20% software y servicio al cliente, 10% plataformas y soportes y 5% servicios de redes. IBM lidera este mercado con el 60%, seguido de Compaq con el 5%.

La producción de artículos del hogar creció sostenidamente, en un contexto de recomposición de los ingresos de la población, el reemplazo tecnológico, ofertas puntuales y pagos en cuotas. Sobresalieron las ventas de computadoras, reproductores de DVD, televisores, cocinas, lavarropas y heladeras.

Industria Química

La producción de sustancias químicas, derivados del petróleo, caucho y plástica representa el 4% del PIB y el 27% del valor agregado del conjunto de la industria manufacturera. En la química y petroquímica existen del orden de 50 empresas que emplean a 10.000 personas mientras en la rama de refinería y derivados concurren 3.000 firmas que emplean a 130.000 personas.

Petroquímica Básica

En Argentina se elaboran aromáticos, polietileno, etileno, metanol y formol anhídrico, termoplásticos, etc. El sector puede producir hasta 7 millones de toneladas anuales, de las cuales el 44% corresponde a básicos, el 14% a bienes de uso intermedio y el 42% a consumo final.

Industria del Caucho y Neumáticos

La industria del caucho se divide en dos sectores: neumáticos y artículos moldeados en goma. En Argentina se produce estirenobutadieno (SBR). La capacidad de producción es de 54.000 toneladas año y la de nitrilo a 2.000 tn/año. El sector fabricante de cámaras y cubiertas para automotores y maquinaria se halla formado por tres firmas, una nacional (Fate) y dos internacionales (Bridgestone y Firestone).

Plástica

Aproximadamente existen 1.700 empresas moldeadoras, en su mayoría pequeñas y medianas. Ocupa en total a 30.000 personas y consume 350.000 toneladas/año de termoplásticos. La estructura del consumo interno de termoplásticos es la siguiente: PVC, 48%, caños y accesorios, 12%, botellas, 16%, film y láminas, 7%. La producción de caucho y plástico aumentó un 10,3% anual en el 2005.

Agroquímica

Existen 80 plantas que fabrican agroquímicos y que se encuentran en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Se elaboran sobre todo fertilizantes nitrogenados y en menor medida fosfatados.

Pinturas y barnices

Existen 120 establecimientos que dan trabajo a 4.000 personas. El 35% de los establecimientos concentra el 55% del empleo y el 65% de la producción.

Farmacéutica y cosmética

El número de laboratorios específicos asciende a 360, con un alto grado de atomización. El 25% del mercado lo concentran 5 firmas. La industria farmoquímica produce el 2,5% del PIB industrial mientras que importa el 50% de las materias primas. Ocupa a 19.000 personas y distribuye a 11.000 farmacias en el país.

En Argentina se ha aprobado la ley de uso de genéricos, que obliga a recetar el nombre del producto básico y no el comercial ante lo que los laboratorios afectados acusan al gobierno de poner en riesgo la salud de los ciudadanos.

Industria papelera

Con la llegada de importantes capitales del exterior se concentró la producción. El 50% de la capacidad de producción de pastas, papeles y cartones y el 75% de pasta celulosa se concentra en 5 empresas.

Industria textil

La industria textil argentina utiliza principalmente el algodón como materia prima. Existen más de 15.000 productores que trabajaron 720.000 hectáreas y consiguieron 740.000 toneladas de algodón en bruto y 230.000 de fibras de promedio en los últimos años. En cuanto a la lana, procede en su mayoría de la Patagonia y está en manos de productores ingleses.

La industria textil creció fuertemente a niveles récord (9,4%), a partir de la mayor producción de tejidos e hilado de algodón. Hubo reclamos sectoriales de mayor protección contra las importaciones.

Calzado

Fue una de las actividades manufactureras más importantes del país, pero una vez más la caída del consumo, el contrabando y la importación llevaron a que en la actualidad funcionen alrededor de 859 fábricas de las más de 2.500 que llegaron a existir. Se perdieron 18.000 puestos de trabajo en el sector. Sin embargo, en los dos últimos años ha mostrado una franca recuperación.

Industria del Curtido

Argentina es el cuarto productor mundial de cueros y pieles después de EEUU, Brasil y China. Participa en el 7,5% de la producción internacional con 295.000 toneladas anuales de producción. El sector está conformado por unos 300 establecimientos que transforman cueros ovinos, bovinos y caprinos. La capacidad instalada es de 16 millones de cueros al año en los que se ocupan 15.000 personas al año. Actualmente la capacidad ociosa es del 30%.

Alimentos, bebidas y tabaco

El valor agregado de esta producción representa el 29,4% del PIB industrial y el 4,8% del total. Su contribución a la generación de empleo es importante, dando ocupación a 273.000 personas. Su contribución a la exportación total del país es del orden del 30%.

Azúcar

Azúcar En el país operan 23 ingenios azucareros: 15 están instalados en Tucumán, 3 en Jujuy, 2 en Salta, 2 en Santa Fe y 1 en Misiones. En época de zafra la industria concentra a 60.000 personas. Se estima que del total de despachos al mercado interno, el 60% es absorbido por la actividad industrial, en especial por las embotelladoras de gaseosas saborizadas y el 40% restante corresponde a la demanda de hogares.

Productos lácteos

La actividad lechera representa el 1,5% del PIB, participando con casi el 6% del producto agropecuario y 3% del industrial. En Argentina existen entre 2,5 y 2,7 millones de vacas en producción que producen en torno a 10.000 millones de litros. De la producción, un tercio se procesa para consumo directo y los dos tercios restantes se industrializan en 900 plantas, que dan trabajo a 30.000 personas.

Vino

Durante las dos últimas décadas el consumo de vinos por persona cayó de los 80 a los 40 litros de la actualidad. Y en los últimos diez años las hectáreas cultivadas cayeron de 53.000 a 32.000. El 68% de todas las bodegas del país están en la región de Mendoza. El auge del sector es impresionante en los últimos tiempos.

Sector Terciario

El incremento en el consumo de servicios fue causante de más de la mitad (57%) de la expansión económica del PIB en 2005. Los sectores más activos fueron los vinculados al turismo, la intermediación financiera, la administración pública y los servicios públicos entre otros. Esto hace que la estructura de la economía se asemeje a la de los años 90, cuando también fueron los servicios los que impulsaron el crecimiento. Se revertió la tendencia del cambio estructural que vino tras la crisis de 2001. A partir del 2004, con la recuperación del ingreso de los consumidores, los servicios comenzaron a elevar su participación en las tasas de crecimiento de producto.

Energía eléctrica

Este sector cambió su estructura a partir de 1992 a través de las privatizaciones. La nueva estructura dividió a las empresas de acuerdo con las funciones de generación, transporte o distribución y reconoció una categoría de grandes consumidores. La empresa de transporte más importante es Transener. Edenor y Edesur (Endesa) y otras empresas provinciales distribuyen a los consumidores.

La capacidad de generación de energía eléctrica instalada alcanza los 21.300 MW, siendo la producción anual de 75.554 GWh, lo que equivale a 2.084 KWh/ habitante. Es importante mencionar que el 60% de la electricidad producida en Argentina se realiza con generación térmica, y prácticamente el 100% de esta generación es a partir de combustible del gas natural –teniendo un menor impacto ambiental que la generación con otros combustibles.

El problema con las tarifas de este servicio público privatizado se mantiene, al igual que con el gas. Las empresas presionan por el aumento de tarifas para garantizar el servicio. Las líneas eléctricas que abastecen Buenos Aires están al borde de su capacidad y se han registrado cortes en el servicio.

Transportes y comunicaciones

El sector representa el 8,4% del PIB. El área de transportes representa el 74% del PIB sectorial y se divide en terrestre (74%), aéreo (4,2%), almacenamiento (21,6%) y acuático (0,1%). El área de comunicaciones representa el 26% y se subdivide en Telefonía (88%) y Correos (12%).

Agua Potable

El alto grado de desinversión hasta 1990 provocó situaciones difíciles. Sobre una población de 37 millones de habitantes, 10,5 no tienen agua potable y sólo 11,5 millones cuentan con servicio de cloacas. Durante 30 años la concesión del agua en la Provincia de Buenos Aires estaba en manos de Aguas Argentinas, con participación de Aguas de Barcelona. La falta de solución a la solicitada reparación por pérdidas debido a la congelación y pesificación de las tarifa producida tras la devaluación, ha provocado la salida de Suez y Agbar de la compañía, en un proceso que finalizó el gobierno argentino en marzo de 2005, al rescindir el contrato de concesión.

Telefonía

El sector se privatizó en 1992, dividiendo al país en dos zonas; la zona norte fue adjudicada a la francoitaliana Telecom y la del sur a la española Telefónica. Con las inversiones realizadas en el sector desde entonces, un sistema prácticamente colapsado y absolutamente obsoleto, se ha convertido en otro muy moderno. La crisis, sin embargo, golpeó fuertemente a ambas empresas que empezaron a arrojar pérdidas incluso antes de la devaluación, si bien en la actualidad la situación ha mejorado sustancialmente

Por lo que se refiere a telefonía móvil, existen cinco compañías, que ofrecen en general un servicio muy aceptable.

En 2005 la cantidad de teléfonos móviles en servicio aumentó 68,2% anual, se llegó a 21.015.000 unidades. La cantidad de líneas telefónicas fijas instaladas subió 1,6% anual, llegando a 8.884.000 líneas.

Construcción

La participación de la construcción en el PIB está en torno al 4%. En condiciones normales la construcción absorbía el 10% de la fuerza laboral y el gasto en construcción suponía el 60% de la inversión bruta fija. En los últimos años de crisis económica el sector se desplomó, pero ya ha empezado, con fuerza, su recuperación, liderando la de la economía en general.

Turismo

Actualmente la participación de Argentina en el turismo mundial es mínima, lo que implica que existe espacio para el crecimiento. Hoy es política del gobierno constituir al turismo como uno de los polos del crecimiento económico nacional y pilar de un modelo de desarrollo sostenido. Siendo Argentina un país con un atractivo innegable para el turismo, el nuevo impulso que se trata de darle, sin duda que debe implicar el surgimiento de grandes oportunidades para las empresas españolas, tanto en la dotación de equipamientos como en la construcción de infraestructuras y demás servicios conexos como pueden ser la capacitación, consultoría, gestión y administración de la actividad turística.

Editoriales

Las editoriales argentinas publicaron 17.825 nuevos títulos durante 2005, un 5,5% más que en 2004. La cantidad de ejemplares publicados – teniendo en cuenta sólo las novedades y no las reimpresiones – se incrementó un 23%, a más de 61 millones de ejemplares.

Fuente

Más información

LL&Asoc